Mi aportación

a la Madre Tierra

Gracias por alimentarme y protegerme

CR                     

Consumo Responsable

Fernando

“Vivir Aprendiendo para Aprender a Vivir disfrutando”

¿Qué es el Consumo Responsable?

¿De cuánta materia dispone la Tierra?

 

¿Podemos consumir lo limitado como si no tuviera límites?

 

¿Qué nos lleva a maltratar a la Tierra, nuestra fuente de vida?

Salud y Consumo Responsable

Hoy ya sabemos y así lo corroboran el 99 % de los investigadores, que no podemos vivir con buena salud si no cuidamos la salud de nuestro planeta tierra.

 

Nuestro sistema socio-cultural está basado en el consumismo y el materialismo, una combinación que tiene límites claros pero que nosotros pretendemos “explotar” como si fuera ilimitada.

 

Esta actitud incongruente amenaza nuestro bienestar como vemos cada día en las noticias: contaminación que amenaza nuestra salud, alimentación abundante pero muy escasa en nutrientes, consumo irresponsable que dificulta las condiciones adecuadas para la vida.

 

Es el momento adecuado para reflexionar acerca de las consecuencias de nuestra forma de relacionarnos con la materia y con los recursos del planeta tierra.

 

 

“La salud de mi planeta  

es un reflejo de mi salud”

Consumo y salud ambiental

Aprender a consumir de manera responsable es cuidar nuestra salud porque es cuidar la salud del planeta.

Si quieres sentirte bien con tu forma de consumir entonces te gustará conocer cómo necesitamos consumir para mantener nuestra salud y mantener, al mismo tiempo, la salud de nuestra maravillosa Madre Tierra que nos nutre y nos protege.

Responsabilidad ecológica

La responsabilidad, como capacidad de responder ante las circunstancias, la tenemos todos de manera compartida.

Las grandes empresas ganan más dinero porque asumen más responsabilidad luego han de ser las que inviertan más en cuidar el planeta de las acciones desmedidas del hombre.

Y cada uno de nosotros compartimos la responsabilidad personal de consumir de una manera sostenible.

Nos toca revisar nuestro estilo de vida para hacerlo compatible con los recursos de los que disponemos.

¿Qué puedo hacer?

Lo primero y más importante es generar cambios que aporten soluciones, tanto a nivel personal como a nivel colectivo.

Repasar nuestras “necesidades”

¿Consumo lo que necesito? ¿Necesito todo lo que consumo?

Indagar y responder estas preguntas de manera honesta nos dará muchas pistas para poder ejercer acciones pequeñas pero poderosas que cambien nuestra rutina diaria de consumo.

Consumo y salud ambiental

Aprender a consumir de manera responsable es cuidar nuestra salud porque es cuidar la salud del planeta.

Si quieres sentirte bien con tu forma de consumir entonces te gustará conocer cómo necesitamos consumir para mantener nuestra salud y mantener, al mismo tiempo, la salud de nuestra maravillosa Madre Tierra que nos nutre y nos protege.

Responsabilidad ecológica

La responsabilidad, como capacidad de responder ante las circunstancias, la tenemos todos de manera compartida.

Las grandes empresas ganan más dinero porque asumen más responsabilidad luego han de ser las que inviertan más en cuidar el planeta de las acciones desmedidas del hombre.

Y cada uno de nosotros compartimos la responsabilidad personal de consumir de una manera sostenible.

Nos toca revisar nuestro estilo de vida para hacerlo compatible con los recursos de los que disponemos.

 

A %d blogueros les gusta esto: